Con el tiempo sumamos páginas y trazamos curiosas geografías literarias; incluso en ocasiones, hacemos las maletas para, por ejemplo, visitar la joyceana Torre Martello, a las afueras de Dublín. Algunos visitan espacios febriles, como la escalera que transitó Raskólnikov, la Sala de los Fuelles que construyó Klossowski  en su indispensable Baphomet o los pasillos imposibles de la casa de Ash Tree Lane. Muchos soñamos con alojarnos en el Pimodan; hotel tan mítico e inolvidable como el, muy a nuestro pesar, desaparecido Hotel Firestone, ubicado en la pedanía de Llucalcari. También los hay que rememoran abadías en las que cumplir su voluntad, como imperaba la máxima en Thelema. Podríamos confeccionar varias enciclopedias con todos esos lugares. Pero lo que aquí nos interesa son las tierras y los lugares que, ahora o en el pasado, han creado quimeras, utopías e ilusiones, porque mucha gente ha creído realmente que existen o han existido en alguna parte. Agartha, Thule, el origen de los esquimales, El Dorado, los monstruos de oriente la isla de los cinocéfalos... Todo esto y un sinfín de maravillas es lo que ha reunido Umberto Eco en Historia de las tierras y los lugares legendarios. Un libro con el que podrán emprender expediciones de butaca orejera hacia los lugares que han hechizado a lectores y exploradores de todos los tiempos.

Ogier de Beauséant.


© 2010 La Biblioteca de Babel · 971 721 442 · babel@labibliotecadebabel.es | Contacto Diseño: Anagrama*